ORACIONES
 
-
LAURITA VICUÑA

De la mano de nuestra Señora de las Nieves
fuiste creciendo y te convertiste en una preadolescente 
enamorada de Jesús, hoy sos modelo de santidad.
Vos supiste reír, estudiar, jugar y servir 
vos fuiste fuerte para asumir el dolor de tu familia, 
valiente para amar en los pequeños gestos y cuidar tu dignidad
Vos, supiste encontrar a Dios
en la Eucaristía, en las cosas sencillas y difíciles de cada día.
Mostranos el amor del Padre
para vivir la amistad con alegría
y el diálogo en la familia.
Ayuda a tantos adolescentes como vos, 
que viven situaciones de riesgo, 
están solos o sin sentido para vivir;
enseñanos a estar al lado de ellos
anunciándoles el evangelio.
LAURITA
Llegaste a nuestra tierra y te quedaste:
amiga de los jóvenes, defensora de la vida,
te pedimos por nosotros y por todo nuestro pueblo.
AMEN.
····························································································································

ASÍ REZABA LAURA:

El saludo habitual entre las personas de la misión de Junín de los Andes era: ¡Viva Jesús!
Se respondía: ¡En nuestros corazones!

Pequeñas frases, llamadas jaculatorias, mantras, acompañaban su jornada, y la mantenían unida al sentido de cada obra que realizaba.

¡Madre mía, dame una vida de amor!

¡Jesús que se haga como tú quieras!

¡Soy tuya Madre mía!

····························································································································

LAURA Y LA EUCARISTÍA

Padre de inmensa ternura, 
que en la adolescente Laura Vicuña,
por medio de la Eucaristía, 
uniste de modo admirable, 
la fortaleza de espíritu, 
y la transparencia de los pequeños.
Concédenos por su intercesión...
Descubrirte vivo y presente en el pan compartido. 
Tener la valentía para superar las dificultades de la vida,
fuerza y constancia para vivir cotidianamente la Palabra.
Y así dar testimonio en el mundo,
de las Bienaventuranzas de los limpios de corazón. 
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén

-